Escala Beaufort y escala Douglas | Clasificación del viento y el oleaje

Escalas de Beaufort y Douglas: la fuerza del viento y el oleaje

Tanto el oleaje como el viento pueden tener distintas características e intensidades dependiendo del momento y la zona en que se produzca, pero, ¿cómo definir si hay mucho, o demasiado, o poco viento? ¿Cómo podemos decir si el oleaje es fuerte, débil, o extremadamente fuerte?

Dado que este tipo de cuestiones podrían ser subjetivas dependiendo del individuo, se crearon dos escalas para realizar esta medición. Para clasificar el estado del mar, y del viento, en función de unas medidas estándares para todo el mundo se utilizan la escala de Beaufort (para el viento), y la escala Douglas (para el oleaje).

Estas escalas clasifican el estado del Mar en 10 grados (Escala Douglas), y el estado del viento en 17 clasificaciones según su intensidad (escala Beaufort). Estas dos medidas para el viento y el oleaje han sido estandarizadas internacionalmente por la mayoría de los países.

Pero antes de dar esta clasificación o medida, es preferible conocer ciertos términos básicos sobre la meteorología marina, para poder entender totalmente a que nos referimos.

Nomenclatura náutica

  • Mar de viento: Se utiliza el término mar de viento cuando el oleaje es originado por la acción del viento en la zona en el que este sopla
  • Mar de fondo: Se utiliza este término cuando el oleaje se propaga desde la zona en la que se originó, pudiendo llegar a zonas muy alejadas del punto de origen. También se le conoce como mar tendida o mar de lava.
  • Dirección del viento: aquella dirección en al que sopla el aire. Los vientos también reciben distintos nombres en función de su dirección y fuerza, que puedes comprobar en otro de nuestros posts (los tipos de viento).
  • Rolar: Cuando se refiere al viento, significa que el viento va cambiando de dirección.
  • Racha: Desviación brusca y cambiante de la velocidad del viento con respecto a su velocidad media. La velocidad del viento se expresa mediante la escala Beaufort, en nudos náuticos.
  • Arreciar: Cuando la velocidad del viento aumenta en un grado o más dentro de la escala Beaufort.
  • Amainar: Cuando la velocidad del viento disminuye en un grado o más dentro de la escala Beaufort.
  • Viento aparente: Es el viento medido desde un barco, con un anemómetro u otros instrumentos, que incluyen en la velocidad el movimiento del propio barco.
  • Viento real: velocidad el viento medida tras haber realizado los cálculos de viento aparente y haber corregido el rumbo y la velocidad del barco.

Escala de Beaufort

En el mundo de la náutica, la velocidad del viento suele medirse en nudos, a través de la conocida escala Beaufort. Esta escala describe el viento basándose en el estado del mar mediante una escala de 12 grados. Sin embargo, esta escala no es del todo exacta, ya que puede variar dependiendo de las características propias de las aguas donde se mide el viento. Gracias a los anemómetros modernos se ha podido asignar una franja de velocidades a cada uno de los grados de la escala Beaufort.

1 nudo equivale a recorrer 1,85 kilómetros por hora. Así, un viento que por ejemplo alcance la velocidad de 25 nudos, equivale a un viento de 46 kilómetros por hora. Los vientos tienen distinta denominación en función de su velocidad en nudos. A continuación te damos una muestra de lo que sería la escala de Beaufort.

Escala 0 → Viento de menos de 1 nudo → Calma

Escala 1 → Viento de 1 a 3 nudos → Ventolina

Escala 2 → Viento de 4 a 6 nudos → Brisa muy débil

Escala 3 → Viento de 7 a 10  nudos →  Brisa débil

Escala 4 → Viento de 11 a 16  nudos → Brisa moderada

Escala 5 → Viento de 17 a 21 nudos → Brisa fresca

Escala 6 → Viento de 22 a 27  nudos → Brisa fuerte

Escala 7 → Viento de 28 a 33 nudos → Viento fuerte

Escala 8 → Viento de 34 a 40  nudos → Temporal

Escala 9 → Viento de 41 a 47 nudos → Temporal fuerte

Escala 10 → Viento de 48 a 55  nudos → Temporal duro

Escala 11 → Viento de 56 a 63 nudos → Temporal muy duro

Escala 12 → Viento de más de 64 nudos → Temporal huracanado

En la siguiente tabla también puedes ver con qué símbolo se representa cada una de estas escalas dentro del campo de la meteorología. También se muestra como se puede distinguir la fuerza del viento sin anemómetro, grosso modo, en función de las condiciones del mar:

Desde 1944, se añadieron a esta escala grados del 13 al 17, que también se usan para medir la fuerza del viento, pero en casos muy particulares, como ciclones y huracanes.

Escala Douglas

A continuación, puedes ver la clasificación del oleaje en función de la Escala Douglas, la cual se encuentra estrechamente relacionada con la escala Beaufort:

Escala 0 → Olas de 0 Metros → Mar lisa o llana

La mar está totalmente calmada, y su superficie apenas tiene movimiento.

Escala 1 → Olas de 0 a 0,10 metros → Mar rizada (olas cortas y bajas):

El mar comienza a agitarse por partes. Pequeñas olas, que pueden ser un poco molestas únicamente para embarcaciones más pequeñas.

Escala 2 → Olas de 0,10 a 0,5 metros → Marejadilla (olas largas y bajas):

Cuando hay marejadilla se forman olas cortas pero bien marcadas. Al romper forman una espuma de aspecto vidrioso, no de color blanco.

Escala 3 → Olas de 0,5 a 1,25 metros → Marejada (olas cortas y moderadas):

Cuando hay marejada las olas que se forman son largas, y al romper forman una espuma de de color blanco. El viento marino es notable y se distingue del mar de fondo.

Escala 4 → Olas de 1,25 a 2,5 metros → Fuerte Marejada (olas medias y moderadas):

Se forman olas más largas, formando crestas con espuma por todas partes. Las olas rompen formando un murmullo constante.

Escala 5 → Olas de 2,5 a 4 metros → Gruesa (olas largas y moderadas):

A partir de esta escala empiezan a formarse olas altas, que forman amplias zonas de espuma blanca. Al romper las olas, el mar produce un ruido un sordo como si estuviésemos arrojando cosas.

Escala 6 → Olas de 4 a 6 metros → Muy gruesa (olas cortas y altas):

En este punto el mar está alborotado. La espuma blanca formada por las olas comienza a agruparse en bandas en la dirección del viento.

Escala 7 → Olas de 6 a 9 metros → Arbolada (olas medias y altas):

La longitud y la altura de las olas aumentan considerablemente. La espuma se agrupa en bandas estrechas en la dirección del viento.

Escala 8 → Olas de 9 a 14 metros → Montañosa (olas largas y altas):

A partir de esta escala las olas son altas y largas, con crestas que caen como cascadas. En las grandes superficies ocupadas por la espuma se empiezan a formar bandas blancas en la dirección del viento, y el mar alrededor de ellas también adquiere un aspecto blanquecino.

Escala 9 → Más de 14 metros → Enorme (olas de longitud y altura indefinible):

Las olas se hacen tan altas a partir de esta escala, que a veces los barcos desaparecen tras ellas. El mar se cubre de espuma blanca dispuesta en bandas en la dirección del viento, y el ruido que produce el mar al romper las olas es fuerte y ensordecedor. El aire está tan lleno de agua pulverizada que la visibilidad de objetos lejanos es casi imposible.

Debemos tener en cuenta que la clasificación que se hace de las olas varía en función de la longitud de onda y de su altura (longitud y altura de las olas):

Respecto a longitud de onda:

  • Ola corta → 100 metros o menos de longitud de onda
  • Ola media → Entre 100 y 200 metros de longitud de onda
  • Ola larga → más de 200 metros de longitud de onda

Respecto a la altura de la ola:

  • Ola baja → 2 metros o menos de altura
  • Ola moderada → entre 2 y 4 metros de altura
  • Ola alta → más de 4 metros de altura

A continuación te mostramos esta tabla en la que puedes ver como ambas escalas se interrelacionan entre sí. Así por ejemplo, con un oleaje de fuerza 7 suele corresponderse con un temporal de fuerza 6 en la escala de Beaufort

Predicción Marítima

Si necesitas información precisa antes de embarcarte en una travesía de navegación, puedes encontrar todo tipo de datos a tiempo real en la web de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Recientemente, la AEMET, ha puesto a disposición de sus usuarios una nueva herramienta llamada MeteoNav, que ofrece un servicio para conocer la predicción del estado del mar y las condiciones meteorológicas de una forma fiable.

Se pueden obtener diversos parámetros de interés para la navegación, tanto marítima como costera y oceánica, como el viento y los tipos de oleaje. A través de una ruta simulada en cualquier parte del mundo que podrás seleccionar a través de coordenadas, podrás conocer los datos de la meteorología y el mar con una antelación de 10 días.

A través de la aplicación, la AEMET ha conseguido ofrecer un servicio muy útil para el sector marítimo, ya que se trata de un sector muy diverso. Estos datos pueden ser de utilidad tanto para embarcaciones y travesías recreacionales, como para las labores de grandes buques de transporte, la pesca, los deportes náuticos, los trabajos portuarios o los servicios de vigilancia y rescate.

Escalas de Beaufort y Douglas: la fuerza del viento y el oleaje
Danos 5 Estrellas

Deja un comentario